EN VIVO
Transmisión en VIVO de la sesión del Concejo Deliberante de La Plata. Se trata el nuevo COUT




VIDEO | La ciencia detrás de la atracción por las nalgas grandes: una mirada evolutiva

¿Por qué nos gustan grandes? La preferencia por las colas prominentes tiene raíces evolutivas, vinculadas con la salud reproductiva y la estabilidad durante el embarazo.

13-06-2024   Por: Enzo Dubini

La ciencia detrás de la atracción por las nalgas grandes: una mirada evolutiva

¿Por qué nos atraen las colas grandes? Sin duda, el "booty" está de moda hoy en día. Mientras que en el siglo XX los senos eran la sensación, ahora todos parecen obsesionados con los traseros. Las personas sin ellos trabajan por tenerlos y algunas famosas incluso recurren a implantes para aumentar su tamaño. Esta parte del cuerpo se ha convertido en un deseo universalmente reconocido. La exhibición en el Super Bowl lleno de traseros grandes es prueba de esta fascinación global, pero ¿por qué nos gusta tanto? ¿Tiene alguna base lógica?

Según los psicólogos evolutivos, los hombres tienden a sentirse atraídos por mujeres con características físicas que sugieren salud y fertilidad. Esta preferencia podría ser un legado de nuestros ancestros, quienes mejoraban sus posibilidades de reproducción eligiendo a parejas con ciertos rasgos físicos.

Un estudio publicado en el Evolution and Human Behavior Journal sugiere que los hombres podrían ser atraídos hacia los traseros grandes debido a una curvatura específica en la espalda baja, que está vinculada con una mejor salud reproductiva en las mujeres. Las investigaciones indican que las mujeres con una curvatura lumbar adecuada tienden a tener menos problemas de salud relacionados con el embarazo, como dolor de espalda y riesgos de fractura, debido a una mejor distribución del peso.

En un estudio donde se mostraron imágenes de mujeres con una apariencia idéntica salvo por la curvatura lumbar, los participantes (102 estudiantes universitarios) mostraron preferencia por aquellas con una curvatura de alrededor de 43 grados, considerada óptima desde un punto de vista reproductivo. Esta curvatura contribuye a una mejor estabilidad y menor riesgo de lesiones durante el embarazo, lo cual podría explicar por qué los hombres encuentran atractivas a las mujeres con traseros más prominentes.

Estos hallazgos sugieren que la atracción hacia los traseros grandes podría estar más relacionada con la ventaja reproductiva que con el tamaño en sí mismo. Además, otros factores influyen en la atracción humana, pero la ventaja reproductiva parece jugar un papel significativo en esta preferencia.