La "Brujita" Verón echó de su lista a Prates, el peor dirigente de la historia de Estudiantes

30-03-2024   Por: Crítica Argentina

La

Además de lo que ocurrirá con el histórico ladero de Eduardo Abadie en la comisión directiva de Estudiantes de La Plata, el abogado laboral Ekel Oviedo, otro importante dirigente del club no seguirá en la próxima gestión a partir del 6 de abril y hasta 2027.


La CD se reunió y definió la candidatura de la "Brujita" Verón para un nuevo período en el club a partir del 6 de abril y hasta 2027. El vicepresidente Prates, afuera.



Eduardo Abadie, ex presidente de EDLP.


Se trata del hijo del recordado dirigente pincharrata Luis Prates, un histórico referente institucional, que en los años ’90 supo conducir al club en tiempos de vientos fuertes como fueron los años posteriores a la vuelta a Primera en 1995.

Luis Prates y su hijo Juan Pedro Prates.


Juan Pedro Prates es vicepresidente de la institución con sede en calle 53 entre 7 y 8 de la capital bonaerense. Centenares de socios vitalicios, y muchos de ellos ex jugadores de los años ’60 y ’70, llegaron a discutir muy duro con Prates últimamente.


JP Prates dejará el cargo agobiado por las críticas que ya venía teniendo su desempeño, virtualizando el sistema de ingresos y pagos del club.


La manera en la que se instrumentó el sistema de ingresos a la cancha, el ranking de socios y las aplicaciones que no funcionaron bien en ninguna de las asambleas, en las que se intentó extender la participación a personas que estaban conectadas desde sus casas, detonó la "payasada" de un Preates con "menos luces que un carro".

Prates salió a defender y tratar de explicar, las razones por las cuales muchos hinchas se quedaban afuera de los partidos por una cuestión de capacidad (que no era tal), pero nunca hubo una explicación clara sobre las razones por las cuales había que estar horas y horas pendientes de un sistema informático.

La gente se queja concretamente de haber tenido que interrumpir el sueño y el descanso, para intentar aplicar para un lugar en la nueva, cómoda y bella cancha de Estudiantes (Estadio UNO, modelo de modernidad del fútbol argento).

Para colmo, infinidad de paneos televisivos y fotográficos documentaban una gran cantidad de lugares vacíos en las tribunas, exponiendo innecesariamente a EDLP a las cargadas de su eterno rival GELP, algo imperdonable en tiempos de humillaciones virales.

Además, fue el mismo Prates el que acercó vehículos de su empresa constructora, que tiene sede en la calle 10 entre 54 y 55 (en pleno centro de La Plata) para colaborar en los trabajos del estadio UNO.

La presencia en la obra más importante de la historia del club, de una empresa propiedad de un dirigente en ejercicio, generó fuertes suspicacias, ya que no fue oficialmente comunicada ni aprobada en asamblea de socios. Esto también generó malestar y provocó fuertes críticas por parte de la masa societaria hacia su gestión en el club.

Además de borrar a Prates y Oviedo, Juan Sebastián Verón le puso punto final a la carrera dirigencial de dos de los autores intelectuales del proyecto “Verón Presidente” en el 2014: Mariano Vázquez Mangano y Luis Alvarez Gelvez.

Bajo la excusa de “renovar” para no estancarse, les pidió que no sigan en el club a quienes en su momento, junto a Eduardo Abadie, impulsaron su carrera presidencial, hace 10 años, cuando otro sector de la política del club lo enfrentó a Carlos Bilardo y al ex presidente fallecido Julio Alegre, quien tenía mucha injerencia en el club.


Vázquez Mangano y Alvarez Gelvez fueron dos veronistas de primera hora y diez años después del primer triunfo de la Brujita como presidente del club se quedan afuera de todo. 


Además de estos nombres, es una incertidumbre el futuro de Javier Porta, quien también operó políticamente la carrera de Sebastián en el 2014, acercado por las "células más extremistas del kirchnerismo".


Porta se acercó a Verón por el empresario Miguel Angel Pires, ladero de Leonardo Fariña y Santiago Elaskar, y allegado a Daniel Pérez Gandín y Lázaro Baez.


Verón se separó de la sociedad comercial/afectiva que tenía con Pirez, cuando se inició la investigación por desvío de dinero en el segundo mandato de la presidencia de Cristina Kirchner en el 2012 y el empresario se fue a vivir al exterior, en pareja con un hombre, en 2013.

Miguel Angel Pires con Juan Sebastián Verón.


Porta siguió como programador de agendas de algunos medios, mientras se convirtió en el secretario de prensa y comunicación de Estudiantes. Paralelamente fue asesor de Santiago Cafiero en los primeros dos años del gobierno de Alberto Fernández y se asoció con el empresario mediático Montes, de La Plata.

Javier Porta.


A partir de esa relación, logró mover influencias mientras duró el gobierno de Alberto Fernández, para ubicar a varios periodistas del Grupo Cielo (propiedad de Montes) en la casi muerta TV Pública y en algunos canales de deportes y así mantener blindada la figura de la Brujita en los medios nacionales.

Juan Martín Aiello.


Juan Martín Aiello, un ex rugbier de San Luis que comenzó como dirigente en el año 2011 de la mano del ex presidente Enrique Lombardi, seguirá como vicepresidente del club y cumplirá 16 años en la comisión directiva de manera ininterrumpida, cuando termine el nuevo mandato de Verón en 2027.