Pato con botas no caza monos: Bullrich asustada por narcos que la amenazaron en Rosario

13-04-2024   Por: Crítica Argentina

Pato con botas no caza monos: Bullrich asustada por narcos que la amenazaron en Rosario

Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad de Javier Milei, no sabe qué hacer frente a las amenazas que aparecieron en una manta en la Avenida Circunvalación de Rosario. "Los vamos a meter presos a todos. Se les acabó la joda", publicó en su cuenta de X. Pero no anunció ninguna medida concreta.

La alerta surgió tras un llamado al 911, que llevó a la Policía de Santa Fe a descubrir una tela con un mensaje escrito en aerosol rojo y negro, tal omo informamos ayer.

Aunque plagado de errores ortográficos, el mensaje advertía: "Patricia Burlich (sic) pusiste a todos los presos en un mismo pabellón ahora vamos a dejar negra Rosario y Baires. Atte, los rosarinos".

Cartel con amenaza a Bullrich: “Vamos a dejar negro a Rosario y Buenos  Aires” - Agencia DIB

Esto sucede en un momento crucial, ya que Bullrich, junto a otros funcionarios, tenía previsto brindar detalles sobre un operativo importante, donde se detuvo al ex testaferro de Esteban Alvarado y actual narcotraficante Julio Andrés Granthon, en el Penal de Ezeiza.

La amenaza surge también después de que el Servicio Penitenciario Federal habilitara nuevos pabellones en Ezeiza, con medidas de seguridad avanzadas para combatir las actividades delictivas dentro de las cárceles.

Julio Rodríguez Granthon, entrevista exclusiva

Bullrich ha estado activa en el combate contra el narcotráfico en Rosario desde el inicio de su gestión, con el Operativo Bandera. Recientemente, ante la ola de crímenes mafiosos en la ciudad, se aumentó la presencia policial y se endurecieron las condiciones para los narcotraficantes en los penales.

Estas amenazas, conocidas como "narcomantas", son una táctica importada de México. El gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, también ha sido blanco de ellas, implementando medidas rigurosas para enfrentar a las bandas narcocriminales en la provincia.

Frente a este desafío, Bullrich y Pullaro se mantienen firmes en su lucha contra el crimen organizado, buscando controlar las cárceles para controlar la calle.