EN VIVO
Transmisión en VIVO de la sesión del Concejo Deliberante de La Plata. Se trata el nuevo COUT




Sanación y liberación: cortando los lazos kármicos sexuales para el crecimiento personal

Romper los lazos kármicos sexuales es un proceso profundo de sanación y crecimiento personal, que implica liberar energías y establecer límites saludables en las relaciones. Es un acto de amor propio que abre camino a nuevas experiencias más satisfactorias y relaciones más saludables.

14-06-2024   Por: Crítica Argentina

Sanación y liberación: cortando los lazos kármicos sexuales para el crecimiento personal

Los lazos kármicos sexuales son conexiones energéticas que se establecen entre dos personas tras compartir una experiencia íntima, y pueden tener un impacto significativo en nuestras vidas.

Independientemente de que estas conexiones traigan consecuencias positivas o negativas, a veces es necesario romperlas para avanzar en nuestro camino hacia la sanación y el crecimiento personal.

Después de terminar una experiencia sexual, es fundamental reconocer que el proceso de cortar estos lazos implica una serie de pasos conscientes y rituales destinados a liberar la energía que une a las personas. Además, es importante aprender a eliminar las energías negativas del entorno para evitar estos vínculos.

En primer lugar, es crucial tener una intención clara y firme de liberarse de estos lazos. Esta intención actúa como un guía durante todo el proceso de sanación.

La meditación y la visualización son herramientas poderosas en este proceso. Dedica tiempo a meditar y visualizar cómo se corta el lazo kármico, imaginando una luz que disuelve la conexión y libera ambas energías.

Los rituales de liberación también pueden ser útiles para simbolizar este acto de cortar los lazos kármicos. Por ejemplo, escribir una carta dirigida a la persona con la que deseas romper el lazo, expresando tus sentimientos, y luego quemarla como un acto de liberación. Trabajar con cristales como cuarzos puede ayudar a absorber y liberar la energía negativa.

Establecer límites saludables en las relaciones y practicar el autocuidado son aspectos fundamentales en este proceso. Aprender a decir no cuando sea necesario y priorizar tu bienestar emocional y espiritual te ayudará a fortalecer tu energía personal y evitar la formación de nuevos lazos.

En última instancia, cortar los lazos kármicos sexuales es un acto de amor propio y respeto tanto hacia uno mismo como hacia los demás. Al liberarnos de las ataduras del pasado, creamos espacio para nuevas experiencias y relaciones más saludables y satisfactorias. Este proceso es crucial en nuestro viaje hacia el autodescubrimiento y el crecimiento espiritual